Panera Melimoyu

Precio habitual

Si piensas que el trabajo con fibras vegetales es excepcional, sin duda esta técnica de trabajarlas es una de las más dedicadas y antiguas. La manila aduja o costurada se trabaja desfibrando la Manila (Phormium Tenax) en hebras muy finas, para luego volver a unirlas a punta de aguja. Estas paneras son una perfecta aplicación de la técnica, hechas con esta planta, una de nuestras fibras vegetales favoritas del archipiélago de Chiloé. Le darán a tu mesa y a las cosas que pongas dentro de ella un valor que solo otorga el slow making, lo hecho a mano y con amor. Miden aproximadamente 23 cm de diámetro y 5,5 cm de alto. Lleva a tu casa el estilo campestre y salvaje de las islas australes.