La Manila (Phormium Tenax) y la cestería utilitaria de la isla de Chiloé

Las fibras vegetales se han trabajado en Chiloé desde tiempos inmemoriales, aunque las referencias gráficas más antiguas que existen de objetos de este tipo son de dibujos de viajeros que recorrieron la isla poco después de su anexión a la república de Chile, en 1826.

En los años 70’s, Oresthe Plath, -el gran folclorólogo nacional- estudió e investigó la producción artesanal de Chiloé, clasificando las piezas según su uso utilitario u ornamental. Las piezas utilitarias tienen que ver con el mundo rural-campesino y sus necesidades.

Destacan canastos utilizados en la recolección, guardado y preparación de alimentos; la lita (canasto para aventar trigo), el llole, la pilhua y el caipué (cestas y bolsos para recolectar papas, manzanas, mariscos, algas), el chaihue (canasto para colar la chicha), los cestos para gallinas (para que anide o sea trasladada para su venta en la ciudad), los tumbillos, las chiguas. También se producían cuerdas; bozales (para que los terneros no amamanten y permitan ordeñar a las vacas), las sogas de Alar (sogas torcidas o trenzadas para atar animales), y sogas de veta (cabos utilizados para amarrar embarcaciones), redes, escobas, escobillones, esteras y sombreros entre otros.

Dentro de las fibras vegetales más utilizadas en estas piezas utilitarias está la Manila (Phormium tenax), una planta costera siempreverde y perenne, originaria de Nueva Zelanda. Esta planta permite su cultivo doméstico, facilitando su cosecha. Las hojas se cortan con cuchillo desde la base cuando tienen de 1 a 3 metros de largo. Luego se rasgan longitudinalmente, armando atados o manojos y se ponen a secar durante 1 a 3 semanas. Luego de ese proceso la fibra está lista para ser trabajada y dar forma a útiles y bellos objetos y piezas como estos que destacamos de nuestro catálogo:

¿Quieres saber más?

Aldunate del Solar, C. (2016). Chiloé. Santiago: Museo Chileno de Arte Precolombino (Descargar libro)

Plath, O. (1973). Arte tradicional de Chiloé. Santiago: Museo de Arte Popular Americano, Universidad de Chile, Facultad de Bellas Artes. (Descargar libro)